El Arte del Teñido y Acabado

Color, aspecto, tacto, caída y un amplísimo listado de otras características de hilos, telas y prendas se consiguen con tecnología química o mecánica. Entérate cuales son.

Preparación

Bienvenidos a la página de Preparación donde aprenderán sobre Descrude, Blanqueo, Mercerizado, y Pasos Finales.

Descrude

La preparación de fibras de algodón, hilos y telas para llevar a cabo los procesos de teñido y acabado es crítica, ya que muchos problemas que aparecen más tarde pueden ser debidos a una preparación inadecuada. Cualquiera que sea el substrato — una fibra, hilo, tela o una penda entera- el primer paso de la preparación es el descrude para remover las impurezas no deseadas. El descrude también mejora la absorbencia y asegura que el algodón se limpie uniformente.

Blanqueo

Otro importante proceso de preparación es el blanqueo, empleado para producir una base blanca uniforme para poder lograr los colores más claros y brillantes. Hay un gran número de químicos disponibles para producir la blancura lograda en el blanqueo, pero en la mayoría de los casos se usa peróxido de hidrógeno. El peróxido de hidrógeno ofrece ventajas adicionales a las de una buena blancura, pues también es económico y de uso menos complicado.

Mercerizado

Un tercer proceso usado comúnmente con fibras de algodón es el mercerizado, el cual cambia la estructura física de la fibra de algodón y por lo mismo, su aspecto y propiedades físicas. Durante el mercerizado, el sustrato es expuesto a una solución concentrada de sosa caústica, hecho generalmente bajo tensión. El mercerizado cambia la sección transversal de la fibra de algodón y su morfología.

Pasos Finales

El paso final en la preparación de cualquier sustrato es el enjuague y neutralización de cualquier químico que haya sido utilizado. Para asegurar que la fibra está limpia, debe removerse la materia solubilizada creada durante el descrude. El pH final del sustrato debe ser neutro, sin ningún residuo de sales alcalinas.

Teñido

Bienvenido a la página de Teñido donde aprenderán sobre Color, Principios Básicos, Colorantes Reactivos, Colorantes Directos, Colorantes a la Cuba, Colorantes Sulforosos y Pigmentos.

Color

Se conocen como “Colorantes” a las sustancias altamente colorantes que pueden ser aplicadas a un sustrato para impartirle color con cierto grado de permanencia. El color se describe de acuerdo a distintos atributos: “tono” se refiere al color básico y al matiz, “valor” se refiere a la luminosidad u opacidad, y al “croma” se refiere a la intensidad del tono.

Principios Básicos

Teñir un sustrato involucra distintas etapas o pasos básicos. Primero, un sustrato se coloca en un medio, generalmente agua, al cual se le añaden los pigmentos y químicos auxiliares. Los colorantes son adsorbidos en la superficie del sustrato y lentamente difundidos en la fibra. Una vez dentro de la fibra los colorantes migran (se uniformizan) y son fijados en la fibra.

Colorantes Reactivos

Los colorantes reactivos forman fuertes ligas covalentes con fibras celulósicas, lo que resulta en una buena firmeza al lavado. Los colorantes reactivos son sujetos a hidrólisis, la cual es una reacción química del colorante con el agua. La hidrólisis debe ser controlada para optimizar el teñido. Existe una gran variedad de colorantes químicos reactivos lo que resulta en obtener un rango de características de desempeño.

Colorantes Directos

Los colorantes directos son también muy comunes para el algodón. Los colorantes directos son fáciles de aplicar, de modo que los ciclos de teñido son cortos y económicos, y cuentan con un amplio rango de colores que pueden ser aplicados. Sin embargo, los colorantes directos tienen luminosidad limitada, una pobre solidez al cloro y requieren de tratamientos posteriores para lograr una adecuada solidez al lavado. Debido a que los colorantes directos tienen una fijación débil al algodón, son muy sensibles a la temperatura durante los procesos de teñido. Los colorantes directos son especialmente útiles para tonos apastelados y con solidez a la luz.

Colorantes a la Cuba

Los colorantes a la cuba no tienen una afinidad inicial con el algodón por lo que es necesario que sean cambiados químicamente (reducidos) para hacerlos solubles y dispuestos a ser adsorbidos y difundidos en la fibra. Una vez dentro de la fibra, los colorantes a la cuba se oxidan de nuevo en una forma insoluble. En contraste con los colorantes directos, los colorantes a la cuba producen buena solidez al lavado.

Colorantes Sulfurosos

Los colorantes sulfurosos son similares a los colorantes a la cuba en que tienen que hacerse solubles para poder ser aplicados. En comparación con los colorantes a la cuba, son más fáciles de reducir pero más difíciles de oxidar. Los colorantes sulfurosos tienden a ser más económicos, pero son sensibles al cloro y sujetos a perder color con abrasión, lo cual resulta en pobre solidez al frote. La solidez a la luz es pobre para los tonos claros, pero buena para tonos obscuros. Los colorantes sulfurosos son ampliamente usados para el color azul marino y tonos verdes opacos y son el estándar industrial para el color negro.

Pigmentos

Los pigmentos son completamente insolubles en agua, no tienen afinidad con ninguna fibra y no penetran en la fibra. Se utilizan para aplicar color en la superficie de las telas, comúnmente para estampado. Los pigmentos deben ser aplicados con un ligante; sin embargo, demasiado ligante puede arruinar el tacto o la mano de la tela. Los pigmentos permiten la producción de colores intensos fluorescentes. Las telas teñidas con pigmentos tienen buena solidez a la luz y no son sensibles al cloro.

Acabados Químicos

Bienvenidos a la página Acabados Químicos donde aprenderán sobre Suavizantes y Auxiliares, Química Funcional y Sistemas de Aplicación.

Suavizantes y Formadores de Tacto

“Acabado” se define como cualquier proceso químico además de la preparación o la aplicación de color que imparte propiedades funcionales o deseadas a una pieza de textil o una prenda. A pesar de que puede ser aplicado en fibras o hilos, el acabado normalmente ocurre después de que la tela o prenda han sido preparadas y teñidas, y es a menudo el último paso. Los procesos de acabado pueden afectar numerosas cualidades de una tela o prenda, incluyendo la apariencia, el desempeño o utilidad, y el tacto, a través del uso de suavizantes o formadores de tacto.

Química Funcional

Varios químicos y métodos de aplicación pueden ser usados para mejorar la funcionalidad de las telas. Los sistemas químicos como los fluoroquímicos pueden ser usados para proveer resistencia y repelencia al agua y resistencia y liberación a la suciedad. La resistencia a las arrugas se obtiene con sistemas de base en resina. Los acabados retardantes al fuego son muy importantes, y la relevancia de las enzimas para el biopulido ha ido en aumento en fechas recientes.

Sistemas de Aplicación

Varias técnicas son usadas para aplicar el químico sobre la tela. Cualquiera que sea el método de aplicación mecánica, la química debe ser aplicada uniformemente. Los sistemas de aplicación químicos incluyen la aplicación del químico, el secado y el curado, en caso de ser necesarios.

Acabados Mecánicos

Bienvenidos a la página Acabados Mecánicos donde aprenderán sobre Secado, Compactación, Calandrado y Lijado, Perchado y Rasurado.

Secado

El secado es, por supuesto, usado para remover humedad de las telas; sin embargo, el modo en el que el aire caliente se aplica puede tener efectos de más largo alcance. Al controlar la acción mecánica de la secadora, incluyendo la velocidad del aire y otros mecanismos, puede resultar en el aumento de volumen de la tela y el control de encogimiento. Las temperaturas altas después del secado se pueden usar para el termofijado de fibras termoplásticas. Distintos tipos de secadores se utilizan en el área de acabados textiles.

Compactación

La tendencia al encogimiento de una tela se ve afectada por su propia estructura, siendo las telas de estructuras abiertas las más propensas a encoger. La compactación es un proceso mecánico que puede ser usado para reducir el encogimiento a lo largo de la tela a través de la compresión mecánica de la estructura de la tela. Las máquinas compactadoras están disponibles en diversos diseños tanto para tejido punto como plano.

Calandrado

El calandrado es un proceso de acabado mecánico que se usa comúnmente para producir efectos especiales en las telas, tales como un mayor lustre, lisura y hasta grabado de relieve. En esta operación, utilizada principalmente en productos de tejido plano y punto, la tela pasa entre rollos calientes de alta presión.

Lijado, Perchado y Rasurado

En contraste con el calandrado, el lijado hace que las telas de tejido punto o plano se sientan más suaves y se vean con más textura. El lijado puede usarse para hacer que la tela luzca como gamuza de piel. Comúnmente, la superficie de la tela se somete a dos rodillos de un material abrasivo (usualmente papel lija) que se mueve a mayor velocidad que la tela. En el proceso de perchado, comúnmente usado en franelas de tejido plano y fleece de tejido de punto, se utilizan puntas de alambre para levantar las fibras de la superficie de la tela. El proceso de rasurado utiliza un cilindro rotativo con navajas afiladas y una cuchilla recta fija para cortar las fibras o rizos de la superficie de la tela.

CLOSE
CLOSE