Fundamentos de teñido

Color

Se conocen como «Colorantes» a las sustancias altamente colorantes que pueden ser aplicadas a un sustrato para impartirle color con cierto grado de permanencia. El color se describe de acuerdo a distintos atributos: «tono» se refiere al color básico y al matiz, «valor» se refiere a la luminosidad u opacidad y al «croma» se refiere a la intensidad del tono.

 


 

Principios básicos

Teñir un sustrato involucra distintas etapas o pasos básicos. Primero, un sustrato se coloca en un medio, generalmente agua, al cual se le añaden los pigmentos y químicos auxiliares. Los colorantes son adsorbidos en la superficie del sustrato y lentamente difundidos en la fibra. Una vez dentro de la fibra los colorantes migran (se uniformizan) y son fijados en la fibra.

 


 

Colorantes reactivos

Los colorantes reactivos forman fuertes ligas covalentes con fibras celulósicas, lo que resulta en una buena firmeza al lavado. Los colorantes reactivos son sujetos a hidrólisis, la cual es una reacción química del colorante con el agua. La hidrólisis debe ser controlada para optimizar el teñido. Existe una gran variedad de colorantes químicos reactivos lo que resulta en obtener un rango de características de desempeño.

 


 

Colorantes directos

Los colorantes directos son también muy comunes para el algodón. Los colorantes directos son fáciles de aplicar, de modo que los ciclos de teñido son cortos y económicos y cuentan con un amplio rango de colores que pueden ser aplicados. Sin embargo, los colorantes directos tienen luminosidad limitada, una pobre solidez al cloro y requieren de tratamientos posteriores para lograr una adecuada solidez al lavado. Debido a que los colorantes directos tienen una fijación débil al algodón, son muy sensibles a la temperatura durante los procesos de teñido. Los colorantes directos son especialmente útiles para tonos apastelados y con solidez a la luz.

 


 

Colorantes a la cuba

Los colorantes a la cuba no tienen una afinidad inicial con el algodón por lo que es necesario que sean cambiados químicamente (reducidos) para hacerlos solubles y dispuestos a ser adsorbidos y difundidos en la fibra. Una vez dentro de la fibra, los colorantes a la cuba se oxidan de nuevo en una forma insoluble. En contraste con los colorantes directos, los colorantes a la cuba producen buena solidez al lavado.

 


 

Colorantes sulfurosos

Los colorantes sulfurosos son similares a los colorantes a la cuba en que tienen que hacerse solubles para poder ser aplicados. En comparación con los colorantes a la cuba, son más fáciles de reducir pero más difíciles de oxidar. Los colorantes sulfurosos tienden a ser más económicos, pero son sensibles al cloro y sujetos a perder color con abrasión, lo cual resulta en pobre solidez al frote. La solidez a la luz es pobre para los tonos claros, pero buena para tonos obscuros. Los colorantes sulfurosos son ampliamente usados para el color azul marino y tonos verdes opacos y son el estándar industrial para el color negro.

 


 

Pigmentos

Los pigmentos son completamente insolubles en agua, no tienen afinidad con ninguna fibra y no penetran en la fibra. Se utilizan para aplicar color en la superficie de las telas, comúnmente para estampado. Los pigmentos deben ser aplicados con un ligante; sin embargo, demasiado ligante puede arruinar el tacto o la mano de la tela. Los pigmentos permiten la producción de colores intensos fluorescentes. Las telas teñidas con pigmentos tienen buena solidez a la luz y no son sensibles al cloro.