Tipos de tejido plano

Tejidos planos

El tejido plano es el más antiguo, simple y el más usado de todos los tejidos. Cada hilo de urdimbre pasa por debajo de uno de trama y sobre el siguiente, de modo que el diseño repite un mínimo de dos urdimbres y dos pasadas. La tela resultante tiene el máximo número de entrelazados de hilo y es resistente, con buena cobertura. Entre los derivados del tejido plano se incluyen el tejido de canasta, los oxfords, crepés y cordoncillo Bedford.

 


 

Tejidos de sarga

Las telas de sarga se caracterizan por sus líneas diagonales (líneas de sarga) en la cara de la tela que están formadas por hilos de urdimbre flotados (levantados) por encima de los de trama. El patrón diagonal es creado en un salto o inclinación entre filas. Si la línea de sarga se mueve desde la parte baja izquierda hacia la superior derecha, se trata de una sarga mano derecha. Entre los derivados de la sarga se incluyen la espiguilla, el chevrón, punteada y las sargas interrumpidas.

 


 

Tejidos de satín

Las telas de tejido de satín tienen una cara suave, lisa y lustrosa sin ninguna apariencia de patrón de tejido. El número de entrelazamientos entre la urdimbre y la trama es reducido a un mínimo. Los tejidos de satín se designan por el número de marcos que se requieren para tejer (de 5 a 16). Los términos «satín» y «sateen» se confunden con frecuencia. Satín es un tejido a partir de hilos de seda, y «sateen» es una tela con estructura de satín tejida con hilos diferentes a la seda.

 


 

Tejidos especializados

Los tejidos especializados son derivados de los 3 tejidos básicos (plano, sarga y satín).

 

Algunos ejemplos incluyen el crepé, el corduroy o pana, cordoncillo Bedford, terciopelo, velveteen o veludillo y piqué.