Componentes de una prenda

Hilos de costura

El hilo de costura es esencial en la confección de casi cualquier prenda de vestir. El hilo de costura está hecho tanto de materiales naturales como algodón, lino, lana o seda, como por materiales sintéticos que se hacen a través de procesos químicos como son el poliéster, nailon, rayón y acrílico. Los hilos varían en sus características. Algunos son preencogidos para evitar que se frunzan cuando la prenda es lavada, mientras que otros se encojen al mismo tiempo que la prenda. Algunos hilos están hechos con una sóla fibra mientras que otros son combinaciones de varias fibras y/o tipos de hilos. Por ejemplo, los hilos corespun o con alma llevan por fuera fibras cortadas que se tuercen alrededor de centros altamente resistentes como fibra de vidrio, poliéster o nailon. Otra característica útil del hilo es el stretch o estiramiento.

 


 

Uniones, cierres o cremalleras, botones, etc.

Uniones, Cierres o Cremalleras, Botones, etc. La mayoría de las prendas requieren un tipo de sistema para mantener los paneles de la ropa juntos. Para cerrar y sujetar la mayoría de las prendas, una orilla de las aberturas de la prenda se sobrepone en la otra. En prendas de vestir para dama, el lado derecho se sobrepone al izquierdo; en las de caballero, el izquierdo se sobrepone al derecho. Para sujetar estas piezas los productores utilizan cierres o cremalleras, botones, hebillas, botones de presión, remaches, ganchillos, velcro, etc.

 


 

Componentes estructurales, avíos, o habilitaciones

Si el término «capa exterior» describe los componentes de la tela de la prenda en su cara externa, los «avíos» o «habilitaciones» comprenden todo lo demás. Los avíos incluyen los componentes estructurales como sujetadores, hilos de costura, bolsillos, coderas y pretinas. Los avíos también incluyen adornos, componentes decorativos como cintas, ribetes y encajes.

 


 

Materiales que dan forma

Los materiales que dan forma son capas de tela usadas en el interior de la capa externa de la prenda que mantienen la forma de las mismas añadiendo estabilidad, resistencia, lisura y soporte en áreas clave.