Maquinaria para el acabado

Máquinas rotativas

Debido a que las máquinas de tambor rotativas son versátiles y se adaptan a una amplia variedad de telas y procesos químicos, son utilizadas para una gran variedad de procesos en húmedo. Estas máquinas constan de un contenedor cilíndrico externo y un tambor o canasta perforada interna que gira junto con el cilindro externo. Una puerta de acceso, generalmente ubicada en un lado del cilindro externo, permite el acceso al tambor perforado. Las ventajas claves de las máquinas rotativas de tambor son que requieren relativamente poca agua para operar y tienen control por computadora, tanques de adición y capacidad de extracción de agua.

 


 

Extracción

Una vez completado el proceso en húmedo, las prendas pasan por un proceso de extracción para remover el exceso de agua, lo que reduce el tiempo de secado y uso de energía. Las máquinas rotativas modernas tienen excelentes capacidades de extracción, pero las más antiguas máquinas rotativas y «belly washers» requieren de un proceso de extracción separado en una máquina diseñada específicamente para este propósito.

 


 

Secado por tomboleado

Una vez que el exceso de agua ha sido removido, el siguiente paso es el secado por tomboleo de las prendas. El diseño de las máquinas de secado modernas permite que sean cargadas y descargadas rápidamente. Además de secar, estas máquinas se utilizan para suavizar y pre-encoger las prendas.

 

 


 

Planchado

Las prendas pueden ser planchadas en distintas etapas en los procesos de acabado del denim. Por ejemplo, los jeans son planchados con frecuencia para obtener una superficie suave para la aplicación de los «whiskers» o bigotes. Pliegues o plisados pueden ser planchados en una prenda para obtener un look «vintage» o antiguo, o los jeans pueden ser planchados antes del curado para un look más formal. Finalmente, los jeans son planchados antes de ser enviados a las tiendas.